TEC - CITEB TEC - CITEB
citeb@enriquebuenaventura.org
INICIO ENRIQUE BUENAVENTURA CONTACTENOS
Enrique Buenaventura
Biografia
Fotografías y auto-retratos


TEC
Cronología
Directora
Fotografías
Impresos: Afiches - Programas de mano
Método de creación colectiva
Obras en Repertorio
Programación
Recortes de prensa


CITEB
Actividad
Aforismos
Artículos de prensa
Cuentos
Ensayos, Reflexiones, Conferencias
Listado de obras de teatro
Obra epistolar
Poesía
Publicaciones
Testimonios


PINACOTECA
Buenaventura pintor
Dibujos
Pinturas


 
Método de creación colectiva


Para una nueva lectura del Método de creación del TEC 

 


Sí, sigue siendo adecuada la palabra método pues la reflexión, emprendida en 1971, pone el acento sobre la materia misma del teatro en su aspecto elemental: la acción. Traza una vía para la creación de una poesía teatral (dramaturgia del actor) que convierte el conflicto en gesto (en el sentido brechtiano de la palabra). 

Leyendo a Hannah Arendt encontramos una definición de la acción que  acompleja lo que en el "método" llamamos conflicto y nos ubica ahí, donde nace la necesidad del teatro. “La acción es la única actividad que relaciona directamente a los hombres entre sí prescindiendo de objetos y materia, corresponde a la condición humana de la pluralidad, al hecho de ser los hombres y  no el hombre quienes habitan el mundo… La pluralidad es la condición de la acción humana porque somos todos iguales, es decir humanos, no obstante jamás, ninguna persona es idéntica a otro hombre que haya vivido o viva o aún esté por nacer.”  

El "método" sigue siendo para nosotros una guía que se va transformando en el proceso plural e impredecible donde, en la acumulación de improvisaciones por analogía del conflicto (acción), van surgiendo las imágenes (metáforas en el mejor de los casos) y se va engendrando el espectáculo teatral que sólo adquiere sentido en el momento de su relación con el público. 

La creación colectiva no puede nacer sino de un colectivo y la recopilación/reflexión por escrito que hicimos en lo que se conoce como "método" no existiría si en el TEC no se estuviera experimentando diariamente en la práctica ni sin los estudios teóricos, históricos, antropológicos, lingüísticos que dan las herramientas para reflexionar sobre esa práctica. De ahí, esta forma autóctona de crear una dramaturgia propia.

La participación individual tanto en el escenario como en la reflexión sobre nuestro arte es fundamental. Enrique sigue siendo pionero. Es un método a contrapelo, no ahorra tiempo, ni espacio, ni medios pero le da impetuosidad al que se atreve a ingresar en esta vía experimental del teatro latino-americano.                                                                          

Jacqueline Vidal. Cali, febrero 2008.





Leido: 473 veces